domingo, 15 de diciembre de 2013

Que sepas que ya llega el "SEPA"

¿Qué supone la SEPA para ti?

Fuente: Banco de España.

La SEPA, Zona Única de Pagos en Euros, es una iniciativa que permitirá a los ciudadanos del Espacio Económico Europeo abrir cuentas con cualquier entidad radicada en el mismo, haciendo así la oferta de servicios más amplia y promoviendo la competencia.
Desde el 1 de febrero de 2014 los cobros y pagos quedarán sujetos a un conjunto de reglas y condiciones homogéneas, por lo que serán procesados con la misma facilidad, rapidez, seguridad y eficiencia, independientemente de que sean nacionales o transfronterizos.
Con la SEPA:
  • Tu cuenta bancaria ya no estará identificada por el código cuenta cliente (ccc) sino por el IBAN.

    El IBAN está formado por el número de cuenta actual, precedido del código de país y un dígito de control. En el caso español, el IBAN tiene la siguiente estructura:
El nuevo número IBAN se compone de: 2 letras y 2 dígitos nuevos. 4 dígitos de entidad. 4 de oficina. 2 de DC. 10 dígitos de número de cuenta.

Se armoniza la forma de hacer pagos en euros mediante:


Domiciliaciones
La operativa es la misma que hasta ahora, es decir, deberás autorizar el pago de recibos mediante cargo en cuenta y para ello deberás facilitar tu número de cuenta.
La principal novedad reside en que el identificador de cuenta bancaria ya no será el código cuenta cliente (ccc) sino el IBAN. Además, podrás exigir mayores controles a tu entidad para evitar cargos indebidos.

Transferencias para particulares

La operativa es la misma que hasta ahora, pero las cuentas bancarias estarán identificadas por el código IBAN, en lugar de por el código cuenta cliente (ccc) como hasta ahora.
¿Qué hay que hacer?
  • Conoce tu IBAN.
  • Puedes encontrar tu IBAN en extractos de cuenta, libretas, talonarios y en las aplicaciones de banca electrónica. Ante cualquier duda, consulta con tu entidad bancaria.
  • Cuando desees recibir una transferencia, proporciona tu IBAN a quien vaya a transferirte los fondos.
  • Asegúrate de que todos aquellos que te envían fondos vía transferencia (para pago de alquileres, nómina…) conocen tu IBAN.
  • Solicita el IBAN a los beneficiarios de tus transferencias.
  • Si realizas operaciones con otros países europeos, deberás saber que la longitud del IBAN depende del país donde radique la cuenta, siendo 34 el número máximo de caracteres.
  • Proporciona a tu entidad el IBAN del beneficiario cuando vayas a ordenar una transferencia.

1 comentario:

  1. Por si resulta de su interés o de alguno de sus lectores les dejo el enlace a un gadget que calcula el IBAN a partir del CCC:
    http://informatica-pfont.blogspot.com/2011/02/calculo-ccc-iban.html
    Saludos.

    ResponderEliminar