viernes, 11 de julio de 2014

Educación financiera.La gran asignatura pendiente en España


 La educación financiera de los alumnos españoles, que se sitúa a la cola entre los países de la OCDE según el primer estudio PISA sobre la materia, es una tarea colectiva en la que deben implicarse instituciones públicas y privadas, a pesar de que se hayan dado ya algunos pasos.
Ésta ha sido una de las conclusiones del Congreso PISA Finanzas para la vida que se ha celebrado hoy en Madrid, y en el que varios organismos han expresado su preocupación por el hecho de que uno de cada seis alumnos de 15 años sea incapaz de resolver cuestiones relacionadas con la contratación de un préstamo, una hipoteca, la gestión de una cuenta corriente o interpretar una simple factura.
Desde París, donde la OCDE ha presentado el estudio en el que ha colaborado el BBVA, el presidente del banco, Francisco González, ha explicado a Efe que el esfuerzo por mejorar la educación financiera debe ser colectivo e implicar a gobiernos, reguladores, supervisores e instituciones financieras.
En su opinión, los bancos deben jugar un papel fundamental y por ello BBVA ha destinado en los últimos años cerca de 60 millones de euros en España, Estados Unidos, México y Latinoamérica para llegar a más de 2,4 millones de personas.
En este mismo sentido se ha expresado la presidenta de la CNMVElvira Rodríguez, que ha dicho que para mitigar la creciente complejidad de los productos financieros es preciso reforzar la difusión de conceptos financieros básicos entre los ciudadanos.
Los conocimientos y aptitudes económicas y financieras, ha dicho, son básicos para el bienestar personal y social, por lo que entre las prioridades del organismo figura la puesta en marcha de los medios para aumentar la cultura financiera en España.
El supervisor bursátil tiene previsto realizar una encuesta a nivel nacional para evaluar el grado de educación financiera de los ciudadanos e identificar qué programas son necesarios como una parte más del plan de educación financiero puesto en marcha desde 2008 por la CNMV y elBanco de España.

Gracias a esta iniciativa, sólo en el curso académico 2013-2014 más de 43.000 alumnos de 452 centros educativos públicos, privados y concertados pudieron adquirir conceptos básicos sobre ahorro e inversión, según datos recopilados por Efe.
A través de 10 horas lectivas impartidas en las asignaturas de Matemáticas, Ciencias Sociales o tutorías, el programa educativo impulsado por los supervisores españoles ofrece a los estudiantes los conceptos básicos del ahorro y la inversión, la planificación de las finanzas y los principales productos bancarios.
En cualquier caso, en el estudio de la OCDE España logró 484 puntos, por debajo de los 500 puntos de media del conjunto de los países analizados, y sólo mejor que algunos países como Italia (466), Eslovaquia (470), Israel (476) y Croacia (480).
El rendimiento de Eslovenia (485), de Francia (486), Rusia (486) y EEUU (492), que se acercó a la media global, superó al de los alumnos españoles, muy lejos de los de la ciudad china de Shanghái, con 603 puntos, que fueron los que encabezaron el ránking.
Entre los mejores, por encima de la media de 500 puntos, también quedaron los adolescentes de Flandes (Bélgica), con 541; además de Estonia (529), Australia (526), Nueva Zelanda (520), República Checa (513), Polonia (510) y Letonia (501).
La investigación midió los conocimientos de 29.000 alumnos de las principales economías en asuntos como la gestión de cuentas y tarjetas bancarias, la planificación de sus finanzas, la comprensión de los riesgos, intereses o impuestos, y de sus derechos y deberes como consumidores.
"La educación financiera fortalece a los ciudadanos y les ayuda a robustecer su bienestar financiero", además de "promover un crecimiento inclusivo y sistemas financieros y economías más resistentes", ha asegurado el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, durante la presentación del estudio en París.
Fuente: (Agencia EFE)

No hay comentarios:

Publicar un comentario