lunes, 20 de octubre de 2014

Un estudio demuestra que los jóvenes tienen escaso manejo financiero

Tres de cada cinco jóvenes chilenos no sabe lo que significa la sigla CAE (Carga Anual Equivalente), indicador que permite comparar productos financieros -como créditos- y que expresa en un porcentaje el costo total del crédito en un año (incluyendo intereses y otros gastos). En contraste, el 38% tiene algún crédito a su nombre.
En otras palabras, se endeudan sin estar conscientes de lo que terminarán pagando a una edad en que no tienen el flujo necesario para solventarlo.
Esa es una de las conclusiones del último sondeo del Instituto Nacional de la Juventud (Injuv) sobre  educación financiera que, detectó, entre otras situaciones, que el 19% de los jóvenes, de entre 18 y 29 años, no sabe lo que es la tasa de interés o, peor aún, creen que es el ahorro por pagar la cuota a tiempo.
“Que el 69% no tenga idea de cuánto terminará pagando por el crédito, vuelve a ser un indicador de la brutal falta de educación para acceder a un crédito y la facilidad con que lo hacen”, dice Nicolás Preuss, director del Injuv. Agrega que el nivel de endeudamiento de los jóvenes chilenos es superior al de otros países y que, además, es otra área donde la desigualdad queda patente. “Mientras los jóvenes de estrato medio o medio-alto están endeudados con el crédito universitario, los bajos lo están con casas  comerciales, que tienen tasas más altas”.
MOROSIDAD
Se endeudan más y no pueden pagar a tiempo. Según el quinto Informe de Deuda Personal de Deudores Morosos realizado por la U. San Sebastián, con datos de Equifax, a junio de este año uno de cada tres morosos nuevos tiene entre 18 y 29 años. “Han crecido en torno al 30% en el último año, sobre la media en morosidad (25%)”, dice Mario Valenzuela, vicedecano de la Facultad de Economía y Negocios de esa 
universidad.
También reinciden más. De los beneficiados por el “borronazo” de Dicom, el 39% volvió a aparecer en los registros. El promedio nacional fue 33%. “Están en una edad en la que tienen poca capacidad de generar flujo, pero tienen un elevado gasto. Es normal que caigan en problemas de morosidad, porque están apostando a que en el futuro podrán hacer frente al endeudamiento”, dice Valenzuela. 
La causa del problema, coinciden, es su escasa educación financiera, que en el currículum escolar es desarrollada en ramos como Historia y Matemática. “En los colegios se habla poco de educación financiera. Recién hoy se está  generando conciencia de que es fundamental tener cultura financiera”, dice Valenzuela.
Algunos bancos han estrenado programas relacionados, igual que la Cámara de Comercio, el Fosis y el Sernac, que en 2012 inició un programa en 60 colegios para incorporar la educación financiera a las materias. Han capacitado 682 profesores y estiman un impacto en 20.460 estudiantes. “Su objetivo es formar ciudadanos conscientes de la importancia de jerarquizar recursos y diferenciar deseos de necesidades. Es fundamental crear conciencia de los beneficios del ahorro para una vida financiera sana”, 
Fuente: latercera.com . Chile

No hay comentarios:

Publicar un comentario