lunes, 23 de septiembre de 2013

Iniciativa en educación financiera en México


La coordinadora del Grupo Parlamentario Nueva Alianza (GPNA), María Sanjuana Cerda Franco, presentó una iniciativa para crear el Instituto de Fomento a la Educación e Inclusión Financiera con el objetivo de que la población en general cuente con información suficiente para acceder al sistema financiero y, de esta forma, encuentren alternativas para invertir sus ahorros, solicitar créditos, financiar proyectos y necesidades.

"El Instituto de Fomento a la Educación e Inclusión Financiera tendrá por objeto articular a los diferentes actores interesados en promover la educación e inclusión financiera en México, así como establecer ejes temáticos que sirvan de guía para el establecimiento de estrategias, políticas públicas, programas y acciones, que coadyuven a conformar una población capaz de identificar y aprovechar los productos y servicios ofrecidos por el sistema financiero mexicano".

El Instituto tendrá, entre otras funciones, actuar como órgano de consulta y asesoría para dependencias y entidades de la Administración Pública Federal; así como instituciones financieras, bancarias y no bancarias; y asociaciones civiles, en asuntos concernientes a la educación e inclusión financiera en México.

Nueva Alianza busca también generar condiciones para que las Pequeñas y Medianas Empresas (PyMES) se asesoren en la materia y se fortalezcan, toda vez que el accesos al crédito bancario es escaso, cuando son las que las principales generadoras 7 de cada 10 empleos formales: además constituyen el 99 de las unidades económicas en el país y contribuyen con el 52% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional.

En el documento, la Legisladora subraya que el bienestar personal, familiar y social guarda una estrecha relación con el bienestar financiero, y son los niveles de ingresos y su administración adecuada lo que hace que las sociedades puedan ser catalogadas como avanzadas, en desarrollo o pobres.

En ese contexto, indica que más del 50 por ciento de la población mexicana se encuentra dentro de los tres niveles de pobreza identificados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), por lo tanto, sin las posibilidades y herramientas para superar su condición, lo cual se ve reflejado en la poca penetración de los servicios bancarios, muy por debajo de otras naciones de América Latina. 

Al mismo tiempo, señala la Legisladora, en México existe una escasa cultura financiera, desde gobierno, bancos, sociedad y empresa, razón por la cual es indispensable desplegar un gran esfuerzo institucional para crear un Instituto que articule en un programa de alcance nacional, las acciones que diversas dependencias públicas y organismos privados realizan en materia de educación, difusión e información financiera, a fin de abrir la posibilidad de interactuar de manera satisfactoria con el sistema financiero. 

Para ello se requiere de una educación que incluya el desarrollo de habilidades que fomenten la generación y la administración de los recursos de las personas; porque, si bien es necesario aumentar el acceso a los servicios, es necesario fortalecer su capacidad para tomar decisiones adecuadas, "con información, razonamiento, voluntad y responsabilidad", enfatiza el documento presentado en la Comisión Permanente. 

Una muestra de lo anterior menciona el uso desmedido de las tarjetas de crédito, que de acuerdo con el Banco de México, de 2011 a 2012 el número se incrementó más del doble (9,3 %), en comparación con el crecimiento económico del país (3,9%), mientras que la cartera vencida creció más del triple de lo que hizo el PIB en el mismo periodo (14,1 %).

En este sentido, Nueva Alianza reconoce que la reforma financiera que promueve el Gobierno Federal, fortalecerá la regulación y supervisión de las instituciones bancarias, pero puntualiza en la necesidad de contar con el Instituto, para fomentar "la Educación e Inclusión Financiera", que será el tercer pilar fundamental para fortalecer el sistema financiero mexicano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario