jueves, 20 de marzo de 2014

La educación financiera en países iberoamericanos


En América Latina, solo Brasil, Perú, México y Colombia tienen una estrategia bajo el marco de la Red Internacional de Educación Financiera, según informe de Alide (Asociación Latinoamericana de instituciones financieras)

En latinoamérica es Perú uno de los pocos países  que han formulado una estrategia nacional para la educación financiera, reportó la Asociación Latinoamericana de Instituciones Financieras para el Desarrollo (Alide).
Según el informe “La banca de desarrollo y la creación de productos para la inclusión financiera” elaborado por la Alide, solo Brasil ha logrado completar una estrategia nacional bajo el marco de la Red Internacional de Educación Financiera (INFE, por sus siglas en ingles) y en ese camino están Perú, México y Colombia.
“Sin embargo, existen muchas iniciativas y programas emprendidos por el sector público y privado de manera aislada y muchas veces sin coordinación alguna”, advirtió la asociación.
El informe señala que en los últimos años, a pesar de los importantes avances financieros de América Latina y el Caribe (ALC), todavía existen importantes rezagos y brechas por cerrar.
Se adolece en algunos casos de niveles bajos de inclusión ybancarización financiera, y sin embargo también se ven experiencias innovadoras para promover la participación de más segmentos poblacionales en el sector financiero.
Por otro lado, los bajos niveles de bancarización de ALC, respecto a otras regiones, plantean el desafío de incrementar la oferta de servicios financieros hacia nuevos mercados, a través de la creación de productos innovadores y de bajo costo que logren satisfacer las necesidades de los clientes.
Además se debe facilitar el acceso conveniente a estos productos y servicios, sea a través de cajeros corresponsales, ventanillas compartidas, banca móvil, etc.
En el caso del Perú, la Alide señaló que la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) ha identificado, desde el 2003, la importancia del acceso financiero como prioridad en materia de políticas públicas, para el desarrollo del sistema financiero y para el desarrollo social y económico del Perú en su conjunto,.
“En medio de la crisis financiera del 2008, la SBS ha dado cabida expresamente a la educación financiera como una poderosa herramienta para tratar de lograr y mantener la estabilidad sistémica y promover, al mismo tiempo, una mayor inclusión”, añadió.
Es por ello que la SBS ha asumido la tarea de promover y facilitar la inclusión financiera mediante una estrategia que involucra: por el lado de la oferta, regulación a través de la normativa para desarrollar puntos de acceso y productos adecuados; y segundo, normativa de transparencia y difusión de información.
Por el lado de la demanda, tenemos la educación financiera y la orientación y cultura financiera.
En general, la SBS ha desplegado esfuerzos por generar un marco apropiado para facilitar la inclusión y fomentar la transparencia, estandarizando criterios y datos para que los usuarios comprendan, puedan comparar y así tomen decisiones informadas.

Además el ente regulador reconoce y promueve la educación financiera y una estrategia para identificar las necesidades de capacidad o cultura financiera en los diferentes segmentos de la sociedad./gestion.pe


No hay comentarios:

Publicar un comentario