jueves, 29 de mayo de 2014

Consejos para hablar de educación financiera en familia

La educación financiera es un tema que no se trata demasiado durante la cena, porque a priori se sabe que trae conflictos. En el 65% de los hogares una sola persona (casi siempre el padre o esposo) es el que maneja las finanzas, y en el resto de los casos los cónyuges en conjunto se encargan del tema.




La educación financiera es un tema que no se trata demasiado durante la cena, porque a priori se sabe que trae conflictos. En el 65% de los hogares una sola persona (casi siempre el padre o esposo) es el que maneja las finanzas, y en el resto de los casos los cónyuges en conjunto se encargan del tema.
Cuando se intenta hablar de negocios  todavía parece más complicado, porque no es algo que ocurra muy a menudo. Pero no hace falta ser un magnate para sacar este tema de conversación en una reunión o en la mesa, simplemente basta con querer emprender algo, usando los ahorros familiares o necesitando de la inversión de alguno de los miembros con mayor poder adquisitivo.
Para evitar conflictos al momento de hablar de negocios con la familia, ya sea la propia o la política, es bueno tener en cuenta los siguientes consejos:
1. Asegúrate de que todos los que participarán de la reunión tengan tiempo suficiente. No se puede comenzar a hablar de negocios  cuando tu suegro se está yendo de tu casa o cuando tu hermano tiene que ingresar a su trabajo. Busca el momento en que todos tengan libre para conseguir mejores resultados.
2. Asigna un tiempo puntual: una buena idea son los domingos al mediodía, mientras se hace la comida o después de almorzar. Todos están más relajados y es más fácil de que la conversación sobre negocios familiares vaya por buen rumbo.
3. Anímate a hablar de temas tabú: seguramente sabrás que es lo que está "vedado" en una familia. No tengas miedo a hablar sin tapujos con tus padres, cuñados, hermanos, primos, suegros, etc. si necesitas inversión para tu nuevo emprendimiento, un préstamo para reflotar tu tienda o una ayuda profesional para tu negocio.
4. Elimina cualquier distracción: puede ser la televisión, el teléfono celular, los niños, etc. Todo eso debe quedar lejos de la conversación sobre dinero, finanzas, negocios, proyectos. Así, la atención estará focalizada en lo que estás exponiendo y no se pierde el hilo de la charla.
5. Informa en detalle tus ideas o la situación financiera actual: nadie tiene por qué estar al tanto de lo que ocurre en tu casa, ni siquiera tu pareja si es que no manejan el dinero juntos. Es una buena oportunidad para comentar el presente, pero siempre pensando en el futuro.
6. Sé siempre positivo cuando tengas que resolver un problema. Si tienes que pedir ayuda, piensa que obtendrás una buena respuesta de la otra persona. Y sobre todo, no imagines que se desatará una pelea por ello. Evita los pensamientos negativos, porque no te llevan a ninguna parte cuando buscas hablar de dinero con tu familia.
Fuente: elcivismo.com

viernes, 23 de mayo de 2014

Banco de juegos para niños sobre educación financiera


La educación financiera es una de las mejores herramientas para convertir a los pequeños de la casa en futuros consumidores inteligentes. Dedicar tiempo a este menester es muy importante, así como contar con herramientas de apoyo que ayuden a que este aprendizaje sea visto como un juego por los más pequeños y así les resulte más atractivo.
Esto es precisamente lo que ofrece el Banco de España a través de su servicio en Internet Finanzas para todos, en cuya sección de juegos hay disponibles 15 vídeojuegos orientados a que los más pequeños de la casa aprendan economía y finanzas y se conviertan en buenos ahorradores desde edades tempranas.

Banco de juegos, una colección de recursos de educación financiera

En la sección de Banco de Juegos del portal Finanzas para todos del Banco de España, hay una colección de 15 vídeojuegos para que los más pequeños aprendan sobre economía, finanzas y se conviertan en buenos ahorradores. Se trata de una manera divertida de que aprendan y comprendan el funcionamiento del circuito económico, que sin duda les ayudará en el futuro a ser unos buenos consumidores inteligentes.
De entre los juegos disponibles, destacan los siguientes:
  • Eres ahorrador: se trata de un cómic sobre ahorro en el que hay que completar las viñetas con los textos que se ofrecen en el lateral. Cuando se ordenan los textos, se consigue montar una conversación sobre cómo ahorrar.
  • Circuito financiero: todo un desafío en el que hay que responder preguntas sobre medios de pago, financiación y ahorro, mientras se va avanzando sobre un tablero al más puro estilo del juego de la oca.
  • Ajusta tu presupuesto: un juego para comprender bien cómo funciona un presupuesto de gastos mensual, una herramienta que sin duda resulta fundamental para el buen ahorrador.
  • Crucigrama financiero: para los aficionados a los crucigramas, el Banco de Juegos pone a su disposición uno de temática económico financiera.
  • Completa el rosco: sin duda, mi favorito. Se trata de una adaptación al mundo financiero del juego Pasapalabra que hay en televisión, en el que hay que se plantea una pregunta y una letra y la respuesta es una palabra que empieza o contiene dicha letra. Interesante para tener entretenidos a los jóvenes de la casa mientras aprenden y se retan a ver quien sabe más de finanzas.
  • La educación financiera es el mejor recurso para formar consumidores inteligentes

    La educación financiera es el mejor recurso para convertir a los jóvenes de hoy en futuros consumidores inteligentes. Es importante hacerles ver ya desde edades tempranas cómo funciona el circuito del dinero, comprender por qué es importante el ahorro y el consumo inteligente, así como ir introduciendo en su educación los conceptos de las relaciones bancarias y la importancia de la seguridad en las transacciones financieras.
    Empezar en edades tempranas ayuda a que estos conceptos financieros se asimilen de manera natural, algo que hasta ahora ha faltado en los distintos sistemas educativos que se han implantado en España en las décadas pasadas. Disponer de recursos en forma de juegos, además ayuda a que los peques asimilen este aprendizaje más rápido, al verlo como algo lúdico. La letra, con juego, entra (y vaya que si entra bien).
    Fuente: ennaranja.com

sábado, 10 de mayo de 2014

La necesidad de una educación financiera en los adolescentes


En estos últimos meses se está hablando mucho sobre la necesidad de educación financiera, gracias en parte a la última campaña ¡Para, piensa, actúa! de la Comisión Europea, que pretende mejorar la información de los consumidores sobre sus derechos a la hora de enfrentarse a los créditos.
La situación que ha vivido nuestro país los últimos años en relación a comportamientos poco éticos del sector bancario con los consumidores han evidenciado como poco dos cosas. La primera es que, cuando los bancos y otras entidades financieras te venden un producto, puede que no te estén explicando absolutamente todo lo que necesitas saber para no salir mal parado. Y la segunda es que, de forma general, nuestra sociedad tiene muy poca cultura ya no solo financiera, sino económica. Pero los datos demuestran algo más terrible aún: tampoco se tiene el conocimiento mínimo o suficiente para afrontar correctamente las decisiones económicas del día a día o aquellas decisiones sobre adquisición de nuevos productos financieros que, al alcance de cualquiera, pueden mejorar la vida económica de todos.
Esto podríamos justificarlo en que la estratificación social de nuestro país hasta la actualidad había complicado el acceso de cualquiera a este tipo de conocimientos financieros, conceptos habitualmente asociados a productos financieros de lujo reservados para los más pudientes. La paradoja es que, en la actualidad, los cambios impulsados por las nuevas tecnologías han dado acceso universal a cualquier tipo de información y servicio, desde cualquier sitio y en cualquier momento. Y, a pesar de ello, seguimos igual. Es cierto que a muchos, en concreto a nuestras personas mayores, explicarle ahora estos temas es difícil y posiblemente inútil. Pero cuando hemos analizado a nuestros jóvenes, nuestros futuros decisores económicos, los dueños de las nuevas tecnologías, nos hemos echado a temblar.
El estudio Adolescentes 2013, elaborado por la Cátedra Keepunto-UCM, lo deja bien claro. Nuestros adolescentes manejan anualmente 8.000 millones de euros sin tener nociones básicas sobre las herramientas financieras que les permitan gestionarlos adecuadamente. No comprenden el valor del dinero porque no se lo ganan, lo reciben de sus padres. De hecho, más del 80% de los jóvenes en España no tienen claro ni siquiera qué es una tarjeta de débito, e incluso aluden a la hipoteca como uno de los medios de pago que dicen conocer. La falta de recursos de nuestros mayores hizo que supieran gestionar lo poco que tenían para sobrevivir. En la actualidad, los padres facilitan al máximo la vida económica y financiera de sus hijos sin darse cuenta de que de esta forma solamente están financiando el comportamiento laxo e irresponsable de sus hijos, quienes solo tienen que pedir para recibir, sin que se les exija nada a cambio.
En este punto incido en la necesidad de iniciativas educativas que apuntaba al inicio, y sobre todo, para nuestros jóvenes. Pero más allá de formar a nuestros futuros decisores desde el punto de vista económico-financiero, es imprescindible que en las edades tempranas empiecen por aprender a consumir de forma responsable, a gestionar sus recursos y a conseguir los bienes y servicios que ansían a través de una cultura del esfuerzo.
A través de la gamificación, varias iniciativas permiten a los jóvenes conseguir dinero virtual y gestionarlo como si se tratara de una cuenta bancaria, pero en un entorno de simulación seguro que les permite adquirir bienes y servicios de forma responsable. De esta manera, nuestros adolescentes adquieren casi sin querer los hábitos y conocimientos necesarios para aprender a vivir en un ambiente de esfuerzo, de gestión responsable de sus activos y de sus bienes y servicios.
La cultura del esfuerzo preparará a los jóvenes para su vida financiera adulta, y debe ser inculcada por los padres, las instituciones educativas y el conjunto de la sociedad en general. El adolescente de hoy es el decisor de mañana, las personas que en pocos años se convertirán en el motor de la sociedad. Todo lo que están asimilando en la actualidad les va a afectar para que se conviertan o no en buenos decisores, y eso nos afectará de una manera u otra a todos, afectará a la sociedad en su conjunto en no más de dos décadas. /Fuente: Cinco Diás

viernes, 9 de mayo de 2014

El juego del inversionista




La Administradora de Fondos de Inversión,  SURA FISA de Uruguay  ha resuelto dentro de su política de promoción de la educación financiera mediante  un juego sobre la inversión y lo que intenta es  transformar  en atractivo y accesible un aprendizaje que a simple vista puede resultar complejo. 
El inversionista” es un juego interactivo de Inversión que abrirá para quienes se animen a intentarlo, la posibilidad de descubrir cómo rentabilizar su dinero.
      “En principio, pensamos la propuesta para dirigirla a estudiantes de Ciencias Económicas, pero nos dimos cuenta que la inclusión financiera resulta de interés para toda la población. Es por esto que finalmente vamos a promover este juego en todas las Universidades y público en general, para que así todo el que desee pueda participar”, explicó Marcelo Guerrero, gerente general de SURA AFISA.
La dinámica del juego implica registrarse en la web (www.elinversionistasura.com.uy), donde cada participante recibirá $ 1 millón virtual para comenzar a invertir. A partir del 12 de mayo, los jugadores comenzarán a recibir noticias, gráficas e información que podrán utilizar a su criterio para resolver donde colocar su dinero.
Cada día, los participantes podrán monitorear su situación financiera virtual. El concurso terminará el 30 de mayo, cuando se dará a conocer el nombre de los ganadores, que serán quienes más rentabilidades hayan generado en sus inversiones.
El ganador recibirá como premio un iPad 4 de 16 GB y US$ 1.000 para depositar en el “Fondo Protección”, uno de los tres Fondos de inversión que administra actualmente SURA AFISA. También habrá un iPad para quien resulte en segundo lugar y un LCD de 28 pulgadas para el que obtenga el tercer puesto.

lunes, 5 de mayo de 2014

Claves de una buena educación financiera para niños


Sofía Macías, consultora financiera del Programa Consumo Inteligente de MasterCard, menciona en el Mundo de Venezuela, cinco puntos que es relevante enseñarle a los niños para que tengan una adecuada educación financiera.

Resumimos y reorganizamos en 5 claves una buena educación financiera:

Dar buenos ejemplos: cuando hablamos de dinero y educación financiera un buen ejemplo es indispensable. En el caso de compartir con los niños que la familia está cuidando los gastos, jamás llegues a casa con compras exageradas.

- A partir de los dos añoscuando los niños comienzan a demostrar sus propios deseos, ya es momento de iniciar la educación financiera, compartiendo con ellos el proceso de intercambio de dinero por productos.

- Tienes que estar siempre listo para ayudar a tu hijo a lidiar con la frustración. Es fundamental explicarles que no es posible que cada uno realice sus deseos inmediatamente. Ayúdales a organizarse y a ahorrar.

- A partir de los cuatro o cinco años, los niños ya pueden comenzar a recibir una pequeña cantidad de dinero., para eso, nada mejor que regalarle su primera hucha. Son un óptimo recurso para aprender las primeras nociones de economía, mostrando la diferencia entre un producto caro y uno barato, además de ayudar a los niños a ahorrar para comprar algo que realmente deseen.

- El destino de la propinaes importante una orientación en relación al uso de la propina, como por ejemplo establecer prioridades de consumo y economizar para compras mayores. Nada demasiado riguroso, para que el  el aprendizaje no sea aburrido y desagradable.