martes, 21 de octubre de 2014

¿Qué es el comercio justo?

lunes, 20 de octubre de 2014

Un estudio demuestra que los jóvenes tienen escaso manejo financiero

Tres de cada cinco jóvenes chilenos no sabe lo que significa la sigla CAE (Carga Anual Equivalente), indicador que permite comparar productos financieros -como créditos- y que expresa en un porcentaje el costo total del crédito en un año (incluyendo intereses y otros gastos). En contraste, el 38% tiene algún crédito a su nombre.
En otras palabras, se endeudan sin estar conscientes de lo que terminarán pagando a una edad en que no tienen el flujo necesario para solventarlo.
Esa es una de las conclusiones del último sondeo del Instituto Nacional de la Juventud (Injuv) sobre  educación financiera que, detectó, entre otras situaciones, que el 19% de los jóvenes, de entre 18 y 29 años, no sabe lo que es la tasa de interés o, peor aún, creen que es el ahorro por pagar la cuota a tiempo.
“Que el 69% no tenga idea de cuánto terminará pagando por el crédito, vuelve a ser un indicador de la brutal falta de educación para acceder a un crédito y la facilidad con que lo hacen”, dice Nicolás Preuss, director del Injuv. Agrega que el nivel de endeudamiento de los jóvenes chilenos es superior al de otros países y que, además, es otra área donde la desigualdad queda patente. “Mientras los jóvenes de estrato medio o medio-alto están endeudados con el crédito universitario, los bajos lo están con casas  comerciales, que tienen tasas más altas”.
MOROSIDAD
Se endeudan más y no pueden pagar a tiempo. Según el quinto Informe de Deuda Personal de Deudores Morosos realizado por la U. San Sebastián, con datos de Equifax, a junio de este año uno de cada tres morosos nuevos tiene entre 18 y 29 años. “Han crecido en torno al 30% en el último año, sobre la media en morosidad (25%)”, dice Mario Valenzuela, vicedecano de la Facultad de Economía y Negocios de esa 
universidad.
También reinciden más. De los beneficiados por el “borronazo” de Dicom, el 39% volvió a aparecer en los registros. El promedio nacional fue 33%. “Están en una edad en la que tienen poca capacidad de generar flujo, pero tienen un elevado gasto. Es normal que caigan en problemas de morosidad, porque están apostando a que en el futuro podrán hacer frente al endeudamiento”, dice Valenzuela. 
La causa del problema, coinciden, es su escasa educación financiera, que en el currículum escolar es desarrollada en ramos como Historia y Matemática. “En los colegios se habla poco de educación financiera. Recién hoy se está  generando conciencia de que es fundamental tener cultura financiera”, dice Valenzuela.
Algunos bancos han estrenado programas relacionados, igual que la Cámara de Comercio, el Fosis y el Sernac, que en 2012 inició un programa en 60 colegios para incorporar la educación financiera a las materias. Han capacitado 682 profesores y estiman un impacto en 20.460 estudiantes. “Su objetivo es formar ciudadanos conscientes de la importancia de jerarquizar recursos y diferenciar deseos de necesidades. Es fundamental crear conciencia de los beneficios del ahorro para una vida financiera sana”, 
Fuente: latercera.com . Chile

martes, 14 de octubre de 2014

Método para calcular el IBAN a partir del CCC



La nueva Ley de Servicios de Pago Automáticos SEPA (Single Euro Payments Area) que se está implantado en Europa y que facilitará el intercambio entre los países de la zona euro, abaratando los costes de los mismos, obliga a identificar las cuentas, tanto receptoras de efectivo por medio de transferencias, como receptoras de cargo para el pago de adeudos, con el número de cuenta correcto y completo, pero además hay que identificar de que país es la cuenta, por lo que se ha ideado un código denominado IBAN, compuesto por el número de cuenta, precedido del código de país (dos dígitos alfabéticos) y dos dígitos numéricos que se calcular a partir del resto de dígitos, y que validan que todo el código no tenga error.

En España del IBAN sería pues un código formado por las siglas ES que identifican a nuestro país, dos número de control y el CCC o Código Cuenta Cliente, que ya se calcula a partir de la Entidad (4 dígitos), la oficina (4 dígitos) dos dígitos de control calculados y diez dígitos del número de cuenta propiamente dicho.

Muchos cálculos para estar realizando continuamente.

- Por ello Pfont ha preparado este gadget, por si a alguien le puede ser útil.: VER

 - Otra página para calcular IBAN. VER

............
 El cálculo según GarciaLozano.net es muy sencillo:

Se cogen los dígitos del CCC, se le añade 142800 (para España*) por la derecha y como un sólo número se divide por 97.

Después el resto de dicha división se resta a 98 y ese es el dígito de control. Muy sencillo.

 Veamos un ejemplo: CCC 1234 1234 16 1234567890

 Para operar lo convertimos en; 12341234161234567890142800 Lo dividimos entre 97 y el resto es: 21 

Por tanto 98 - 21 = 77   El IBAN sería: IBAN ES77 1234 1234 1612 3456 7890

 * Según una tabla que empieza por A=10 hasta Z=35, la E es 14 y la S es 28, por lo que ES00 que se añade al final para realizar el cálculo pasa a ser 142800

sábado, 11 de octubre de 2014

Cómo elaborar recetas culinarias y financieras



Cuadro con los pasos para elaborar recetas

PasosAprender a llevar  a la práctica una receta de cocinaAprender a llevar a la práctica el manejo adecuado del dinero
Ejemplo
¿Qué es lo primero que hacemos?Buscamos una receta fácil para enseñar a los niños a cocinarBuscamos una manera fácil de enseñar a los niños a manejar el dineroLeemos distintos libros o hablamos con expertos, para saber cómo pueden los niños manejar el dinero. Ej. Los niños pueden dividir el dinero en cinco categorías: Gastar, Ahorrar, Invertir, Compartir y Manejar deudas
Definimos qué hacerEntre nosotros y los niños, definimos qué receta usarEntre nosotros y los niños, definimos qué hacer con el dinero.Nuestro hijo Andrés recibió US$50 que le envió su padrino. Con nuestra orientación, decide: A) Usar $US5 para comprar dos helados que le encantan. Uno para él y otro para compartir con Diana, su hermana. B) Ahorrar US$15 para comprar más adelante unos patines, C) Invertir US$25 en el negocio de los abuelos. Ellos le dan una pequeña utilidad, D) Usar US$5 para comprar un carrito que rompió y pagárselo a su amigo Juan.
Nos aseguramos de tener lo que necesitamosNos aseguramos de contar con todos los ingredientesNos aseguramos que los niños tengan el dinero y entiendan lo que pueden hacer con él.Nos aseguramos de que Andrés tiene aún los US$50 y que entiende qué significan las palabras gastar, compartir, ahorrar, invertir, utilidad y la importancia de pagar las deudas.
Si no tenemos todo lo que necesitamos indagamos en dónde conseguirloSi nos faltan ingredientes, indagamos en dónde comprarlos de manera más económicaSi los niños no tienen todo el dinero o no pueden hacer algo que desean con él, los acompañamos a indagar en dónde sí pueden hacerlo.Cuando comenzamos a hablar con Andrés ya se había gastado US$5 prestándoselos a su amigo Víctor. Reorganiza la distribución del dinero y decide ahorrar sólo US$10.
Hacemos lo que definimosEntre todos, preparamos la recetaCon nuestro acompañamiento, los niños manejan el dinero como lo decidieron.Andrés compra en US$4, los helados. Diana está feliz; les entrega a sus abuelos US$25 y hacen un “contrato” en donde consta el dinero que recibieron y los beneficios que por éste, le darán a Andrés. Compra el carrito para Juan y ahorra US$11.
Somos pacientes para esperar los beneficios y mientras tanto ponemos nuestra creatividad a funcionarEsperamos el tiempo que requiere la cocción o la refrigeración y mientras tanto dejamos limpia la cocina y hacemos otras cosas de la casa.Esperamos el tiempo que requiere recibir los beneficios del manejo del dinero y mientras tanto pensamos cómo generar más ingresos.El papá de Andrés viaja por trabajo y le trae unos dulces que están de moda. Andrés se entera de que su papá los consigue a menor precio en el lugar a dónde viaja y le encarga para  venderlos en el vecindario y entre sus compañeros por el mismo precio que se consiguen en donde viven.
Disfrutamos lo que hacemosComemos lo que los niños prepararon, lo disfrutamos  y los felicitamos por lo deliciosa que quedó la recetaGuiamos a los niños para que reciban con agradecimiento  y entusiasmo los beneficios logrados.Andrés: A) Recibe de sus abuelos las primeras utilidades acordadas. B) Incrementa su dinero por la venta de los dulces. C)  Con otros ahorros compra sus patines. Está feliz con el  logro de sus metas y agradece a sus abuelos por su contribución.
chef financiero

Con la anterior comparación, los niños pueden comprender que tanto para llevar a cabo una receta de cocina, como para manejar el dinero y para muchas otras actividades de nuestra vida, se requiere seguir unos pasos y hacer un esfuerzo que nos permitan alcanzar lo que deseamos. Veamos los principales :

  1. Darle un nombre a lo que vamos a hacer: Receta / Manejo del Dinero / Práctica de Natación, etc.
  2.  Establecer objetivos: Definir lo que se intenta conseguir: Hacer unos ricos Spaghetti / Comprar patines  / Pagar una deuda / Invertir en el negocio de los abuelos, etc.
  3.  Determinar la metodología o manera cómo se van a conseguir los objetivos: Pasos que se van a llevar a cabo.
  4.  Definir los recursos que vamos a necesitar: Ingredientes para la receta / Dinero que necesitamos.
  5.  Realizar las acciones: Cocinar con los ingredientes / Hacer con el dinero lo que nos planteamos.
  6.  Determinar el tiempo y esperar los resultados de nuestras acciones.
  7.  Disfrutar los resultados obtenidos.
  8.  Evaluar y hacer cambios según los resultados.
 Vía: elrecetariofinanciero.com